PENSIONES ALIMENTICIAS A LOS HIJOS EN CASO DE DIVORCIO

PENSIONES ALIMENTICIAS A LOS HIJOS
EN CASO DE DIVORCIO

 LA OBLIGACIÓN ALIMENTICIA. CONCEPTO 
GENERALIDADES

En este Tema se desarrolla la teoría de Los Alimento, las pensiones Alimenticias, y las innovaciones que El Código de Familia contempla en cuanto a la obligación de prestar Alimentos.

Del rompimiento del vínculo matrimonial emanan una serie de Deberes y Derechos que tienen que ver con el aspecto pecuniario de la Institución familiar, más aún cuando producto de esa unión se han hijos; por eso es necesario introducirnos a uno de los derechos más importantes que emana de las relaciones de familia como lo es el de Alimentos, del cual hay que decir que se deben a los ascendientes y descendientes legítimos, entre padres e hijos, entre el adoptante y adoptado; de allí que el legislador mencione que se deben por ley en relación a determinadas personas.

Es bueno explicar que esta clasificación obedece al parentesco y tiene sus bases en cuestiones de orden Natural y Esencial; por lo tanto adquieren gran importancia.

El Código Civil se queda corto en cuanto a una definición clara de la Obligación Alimenticia y dice en el Art. 340 que “Los alimentos, sean congruos o necesarios, la obligación de proporcionar al alimentario, menor de veintiún años, la enseñanza primaria y la de alguna profesión u oficio” en este sentido las acepciones doctrinarias son mucho más amplia la acepción que la que da la doctrina ya que comprende: enseñanza, vestido, condiciones básicas del vivir, habitación etc.. Para el caso Pina da la siguiente definición: “Alimentos son todas las asistencias debidas y que deben prestarse para el sustento adecuado de una persona en virtud de disposición legal” (8).

Hay diversas clasificaciones de los Alimentos, así podemos mencionar legales o forzados y voluntarios; según nos lo manifiesta el autor Somarriva (9), los primeros se deben por ministerio de Ley; por supuesto los voluntarios emanan de la voluntad de las partes para proporcionarlos. Nuestro Código Civil en su artículo 350 menciona que los alimentos que se deben por ley se entienden concedidos para toda la vida del alimentario, siempre y cuando continúen las circunstancias que generaron la demanda.

No obstante que la clasificación a la que hace referencia nuestro Código Civil, obedece a las necesidades de subsistir del artículo 340 los divide en Congruos necesarios. Define los Congruos “Son los que habilitan al alimentado para subsistir modestamente de un modo correspondiente a su posición social”, y a los NECESARIOS como “los que dan lo que basta para sustentar la vida”, esta definición comprende la Obligación de proporcionar al alimentario menor de 21 años, la enseñanza primaria y la de alguna profesión u oficio.

Para muchos tratadistas, por lógica, los alimentos congruos son mayores que los necesarios; porque para regularlos no se atiende únicamente a la subsistencia física o material del alimentario, sino también a la posición social de éste.

También se puede mencionar otra clasificación doctrinaria de los alimentos: PROVISIONALES Y DEFINITIVOS; los primeros son los se proporcionan mientras se ventila un proceso sobre esta materia, así en este trabajo habrá que estudiar. si en caso de divorcio realmente se prestan durante su procedimiento; los segundos reemplazan a los provisorios, si la sentencia es condenatoria; si no se restituyen.

El derecho de los alimentos, se establece en consideración a la persona del alimentario. Por tanto se le atribuyen ciertas Característica- como la de ser I- incomerciable e intransferible, II- Irrenunciable, III- Imprescriptible (en algunos casos), IV- inembargable.

En cuanto a las pensiones, la doctrina nos lleva al mismo tipo de características. La cuantía de los alimentos, en el caso de las pensiones es un tema bastante amplio y emanan varias teorías, hay algunas basadas en la culpabilidad de los cónyuges y otras basadas en los ingresos que éstos obtienen, independientemente es un tema donde hay que profundizar en sus raíces. (10)

Nuestra legislación ha sido sustancialmente modificada por el Código de Familia, que teóricamente se va a encargar de regular la protección de los menores a personas de la tercera edad y mujeres; no quiere decir esto que el Código Civil no lo hiciese al respecto, sino es tan obsoleto y fuera de contexto, que no contempla situaciones de hecho que por su constante repetición y regularidad se están resolviendo extrajudicialmente por lo tanto las modificaciones y características que da Código de Familia a la obligación de pedir Alimentos y a la pensión Alimenticia son las siguientes:

“1o.En La parte referente a los alimentos el Art. 330 nos dice a quienes se deben alimentos, en primer lugar nos habla del cónyuge, en segundo, de los descendientes legítimos e ilegítimos respecto de la madre y a la posteridad.

2o. No se pueden renunciar, prescribir por el transcurso del tiempo, no se pueden gravar ni embargar, como forma de proteger al alimentario, frente a eventualidades que puedan afectar el goce de la pensión.

3o. Se podrán celebrar convenios sobre alimentos entre alimentante y alimentario ante el Procurador General de la República, teniendo éstos, fuerza ejecutiva. Situación que hoy en día es inoperante, pues, si el obligado a dar alimentos en los Tribunales y después a ejecución de sentencia que los determine.

Con esta modificación se evita el Juicio de alimentos y la oportunidad del alimentario de obtener su pensión alimenticia en menor tiempo.

4º.Habrá preferencia y retención de salarios como una innovación del anteproyecto en esta materia. La primera relacionada con la preferencia del pago de la Totalidad de la pensión alimenticia, preferencia del pago de la totalidad de la pensión alimenticia, frente a otros créditos contra el deudor; la segunda, la retención del sueldo por la totalidad de la cuantía de la pensión.

5º. También habrá anotación preventiva de la demanda en el juicio de alimentos, para solucionar el problema que el alimentante traspase sus bienes para evadir el pago de la obligación alimenticia, se ha introducido (articulo 282) la anotación preventiva de la Demanda de alimentos en el Registro de La propiedad Raíz e Hipotecas y en el je Comercio, según corresponda, asignándole el efecto de anular la enajenaciones posteriores a la misma.

6º. En El Código de Familia se protege especialmente al alimentario por ser la parte más débil de la relación jurídica; pero también le concede facilidades al deudor alimentante para que pueda liberar sus bienes de la anotación preventiva mencionada; como presentar garantía suficiente del pago de los alimentos, calculando su monto, cuando el alimentario es menor, por el tiempo que le falte para llegar a su mayoría de edad, y cuando es mayor, garantizándole el pago por un período de cinco años como mínimo. Tiene otra alternativa el demandado y es, consignar una cantidad de dinero suficiente para el pago de los alimentos, por los mismos períodos anteriormente expresados.” (11)

2.1.1. CÁLCULO, ASIGNACIÓN Y PRIVACION DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA

Determinar la forma de como se otorgan las pensiones alimenticias a los hijos en caso de divorcio, es la labor primordial de este trabajo, y a través de entrevistas, análisis en Juicios de divorcio, estadísticas; y encuestas comprobé que judicialmente el método es arbitrario y depende 1o. De la voluntad del Juez, 2o. de la oposición de la parte contraria (si la hay), y 3o. De la constancia de sueldo o demostración certificada de los ingresos del alimentante.

Dentro del Juicio de divorcio pedir una asignación alimenticia es algo potestativo y se puede o no se puede dar dentro de la Sentencia, porque el juez resuelve sobre lo principal que es disolver el vínculo matrimonial, el fundamento de esto es algo paradójico, porque la ley está en obligación de proteger a los menores es casi imposible pensar que se disuelve un vinculo matrimonial y no se le adjudica una cuota alimenticia a los menores la desintegración de su hogar, ya que existen tratados internacionales suscritos por este país en los cuales se vela por el derecho a alimentos y a una vida digna a que tiene derecho el menor; además cumplir uno de los principios rectores de la familia como lo es “La protección de los menores e incapaces, de ancianos ,,, de la madre abandonada”.

Institucionalmente, el Departamento de Relaciones Familiares de la procuraduría General de la República, se encarga del cálculo de las sanciones, y es un procedimiento administrativo que para el caso del divorcio opera cuando se presentan las siguientes circunstancias:

1o. En el caso que ya hay sentencia de Divorcio, pero el Juez asignó menos del 20% de los ingresos del c6nyuge alimentante. (que es el porcentaje en que se basa la Procuraduría para el cálculo de las pensiones, tomando como base legal el artículo 132 del Código de Trabajo).

2o. En el caso en el cual ya hay sentencia ejecutoriada de divorcio, pero como el cónyuge no pidió que se asignará una cuota, sino se le asigna ninguna cantidad, entonces el cónyuge a quién le queda el cuido y, guarda personal de los hijos llega a este departamento a pedir le spa asignada una pensión alimenticia para las hijos.

LA ASIGNACIÓN responde a la calidad del que demanda la cuota alimenticia es decir el Código Civil estipula quienes son sujetos je una cuota alimenticia y por lo tanto hay que tener en cuenta que los descendientes (hijos) provenientes de un matrimonio están contemplados en el Articulo 233 y 150 Código Civil como legalmente autorizados para solicitar de sus progenitores la obligación alimenticia.

Cuando hay divorcio, la Asignación Alimenticia generalmente se realiza:

1o. Por acuerdo o convenio estipulado en Escritura pública.

2º. A través de mandato, judicial contenido en la Sentencia de Divorcio.

3o. Por medio de descuentos que la Procuraduría General de la República efectúa según sea el caso.

El artículo 50 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, también se refiere a la obligación de los padres, que están en el deber de alimentar a sus hijos y si no tuvieren bienes o rentas, éstos estarán en el deber de trabajar para cumplir con esa obligación, de no hacerlo incurren en responsabilidad penal, pero para esta asignación alimenticia, el elemento SUELDO es una variable tan difícil de comprobar, ya que existen subterfugios, trabajos extras, negocios informales y otros tantos que generan ingresos que para llevar a cabo una exhaustiva investigación sobre éstos se requiere no sólo la infraestructura necesaria; sino los medios y conocimientos técnicos a través de los cuales el alimentante evade dl pago de la obligación alimentaria, y como lo puede comprobar en una entrevista realizada en la Procuraduría General de La República, comúnmente los cónyuges divorciados a quienes les queda el cuido y guarda personal de los hijos delatan todos los negocios y ganancias extras que tiene El cónyuge alimentante; pero la investigación de éstos es casi imposible, así por ejemplo: Un señor declara que es desempleado, pero resulta que la cónyuge afectada tiene conocimiento que él posee tres carritos de hamburguesas; sigue relatando el entrevistado “como podemos saber a quién pertenecen esos carritos si son ambulantes y aparte de eso tiene personas encargadas de tal trabajo?” además manifiesta el entrevistado cuando solicitamos oficios a la Alcaldía o a cualquier funcionario público para que nos diga acerca si tal o cual bien le pertenece a “x” persona, es: tardado, de tal Suerte que pueden pasar meses sin recibir respuesta de lo solicitado.

El Procedimiento para establecer las cuotas alimenticias que se deben a los hijos después de un divorcio que se sigue en la Procuraduría General de La República, es de carácter administrativo y está contenido en la Ley Orgánica del Ministerio Público, de tal suerte que se fija la pensión de manera conciliatoria, prevaleciendo la voluntad de las partes; además hay audiencia de testigos y aporte de pruebas. En caso de no mediar acuerdo, las partes interesadas pueden discutir sus obligaciones y derechos en los tribunales judiciales de acuerdo con la Ley Civil Vigente, es decir por medio de un Juicio de Alimentos.

Judicialmente se asignan las cuotas alimenticias de dos formas: Forzosamente; la forma voluntaria, es cuando el responsable de aportar la cuota se compromete a depositarla en una institución bancaria en la fecha pactada para su pago, ó lo hace personalmente; si el alimentario está de acuerdo. Forzosamente se realiza por medio de retenciones hechas a través de la procuraduría General de La República. Los resolutores y secretarios manifiestan que las únicas bases para el cálculo de la pensión son constancias de sueldo, planillas y la certificación de propiedad de inmuebles en algunos casos.

Un comentario de las encuestas que vale la pena trasladar, es que las partes no aportan los medios de prueba suficientes para que el Juez falle correctamente al respecto, entonces el Juez envía un oficio al lugar de trabajo de los cónyuges para que digan que sueldo devenga éste, de esta manera se toma en cuenta solo los ingresos comprobables, no así los no comprobables y las necesidades del alimentario. Además nunca se piden alimentos provisionales cuando se ventila un proceso de divorcio.

Por medio de encuestas hechas en los seis tribunales de Lo Civil y en la Procuraduría General de la República, que contenían preguntas referente al Cálculo y asignación de las cuotas alimenticias, realice el siguiente cuadro con conclusiones que reafirman la hipótesis de este trabajo:

No. de personas encuestadas.
PREGUNTAS:
R: MALA O INJUSTA BUENA O JUSTA
11P. La forma de calcular las pensiones es? 11 Respondieron injusta NINGUNA
11P. se les preguntó ¿Cuál era su opinión acerca de la forma de como se asignan las pensiones Alimenticias? 11 respondieron que el sistema es malo NINGUNA
7 P.se les preguntó ¿Qué pensaban acerca de los recursos con que cuentan para llevar a cabo su trabajo de investigación en las pruebas pertinentes para el cálculo de la pensión? 7 consideraron que eran deficientes o malos. NINGUNA

En el anterior cuadro las preguntas fueron cerradas es decir las respuestas eran Buenas ó Justas y Malas o Injustas, todas las personas encuestadas respondieron negativamente; pero cuando se les preguntó porque consideraban tal respuesta la mayoría respondieron que los recursos con que cuentan son insuficientes y no permiten una investigación exhaustiva del tema.

Se priva a una persona de la pensión alimenticia cuando concurren diferentes motivos para su suspensión; aunque el argumento más común, es el mal comportamiento comprobado y reiterado del hijo.

Hay muchos casos en los cuales el hijo se vuelve delincuente y por ejemplo lo capturan; entonces el padre pide a la procuraduría que por motivos de no cumplir su finalidad esta cantidad otorgada, le sea suspendida temporalmente, pretensión que si es comprobada, la Procuraduría la aprueba. Otro caso común es cuando el dinero no llega a quién lo necesita (el hijo); sino por ejemplo, la madre lo ocupa para mantener el nuevo hogar y se desatiende del menor; en tal caso manifiestan los colaboradores se investiga primero, para determinar si el hijo recibe la educación, alimentos y vestidos, oportuna y responsablemente de la madre encargada de cobrar las cuotas alimenticias. La privación también opera cuando el hijo se fuga de la casa en que habita.

2.1.2 DURACIÓN, EXONERACIÓN Y MODIFICACIÓN DE LA PENSIÓN ALIMENTICIA

La obligación alimentaria se entiende que es el deber que tiene un sujeto llamado, deudor alimentario, de proveer a otro llamado acreedor alimentista, de acuerdo con la capacidad del primero, y las necesidades del segundo, en dinero o en especies, lo necesario para subsistir (12). Hay un fundamento ético en esta teoría y lo es: la solidaridad humana y la afectividad entre familiares; y un fundamento Jurídico, que es la imposibilidad del Estado de proveer las necesidades de todos los indigentes, y la imposición de la obligación de proveer alimentos a los familiares en razón de la natural solidaridad entre ellos.

Teóricamente se dice “que la Cuantía y el Tiempo para la prestación de alimentos es indeterminada y variable en función de la necesidad del alimentario y de la capacidad del alimentante, lo que se traduce, en que deben de ser proporcionados de acuerdo a las posibilidades económicas del alimentante, y es una cuestión que queda sujeta a la apreciación del juzgador” (13)

En nuestro país la ley establece principios, que en la práctica se vuelven generalizados, y que en muchas Instituciones como por ejemplo la Procuraduría General de La República, ocupan continuamente para cálculo de la obligación de prestar alimentos, como lo es la aplicación del Art . 132 del Código de Trabajo; no obstante no se hace mención de la duración de esta cuota para los hijos en caso de divorcio; pero el art. 350 del Código Civil dice que los Alimentos que se deben por ley, se entienden concedidos para toda la vida del alimentario, si continúan las circunstancias que legitimaron la demanda; es por eso que encontramos pensiones alimenticias sin reclamar en la sección de retenciones de la Procuraduría. Aunque también este artículo se aplica a las pensiones, es necesario decir que muchas veces llegan los padres y la Procuraduría, que las condiciones que se dieron le proporcionara una pensión a su hijo ya no son las mismas, porque por ejemplo, ya el hijo gana lo suficiente como para poder autoabastecerse y no necesita esa pensión, que el alimentante si requiere para sus gastos o para mantener un nuevo hogar, y es aquí donde se realiza la exoneración si se presentan las pruebas pertinentes.

El artículo 355 del Código Civil es bien claro en lo que se refiere a las pensiones alimenticias atrasadas es decir incumplidas por quien las proporciona y las vuelve susceptibles a: Renunciarse, compensarse, demandarse, venderse, cederse y transmitirse por causa de muerte, esto último significa que si el alimentario muere puede transferir esta pensión a sus herederos. La duración de la pensión alimenticia es entonces larga cuando se da una situación de estas.

La justificación de este trabajo radica principalmente en el tema de la revaluación constante de las pensiones; y no por el tiempo que dure una pensión que por ejemplo sea de veinticinco colones y que durante veinte años es entregada a un hijo cuando en momento los hijos pudieron posteriormente significa una no es porque no lo necesite; a recoger esa mínima cantidad.

La doctrina menciona que la falta de capacidad económica del deudor, falta de necesidad del acreedor, La Injuria, daño o falta grave del acreedor, la conducta viciosa o falta de aplicación de trabajo y la mayoría de edad del acreedor (en ciertos casos), son para muchas legislaciones latinoamericanas, argumentos para solicitar jurídicamente la cesación de las pensiones alimenticias; no así nuestra legislación la cual establece que perduran o se mantienen, siempre que continúen las circunstancias que motivaron la demanda (Art.350 Código Civil), o en todo caso cuando se den las circunstancias que menciona el Art.357 Código Civil, es decir 1o. la muerte del alimentario, 2o. Cuando el deudor se pone en estado de no poder darlos, 3o. Cuando el alimentario pueda adquirir los suficientes según su clase, por su trabajo o industria o de otra manera, 4o. Cuando por su indolencia, disipación o vicios no se dedica a trabajar, 5o. deudor, 6o. en los demás casos que la ley así lo determine expresamente. Esta última comprende causas no imputables al alimentante por ejemplo si es encarcelado o interdicto entre otros.

Aunque hay muchos casos en los cuales los hijos no rechazan dicha cuota ni la dejan de ir a cobrar aún siendo ya mayores de edad, por ínfimas que éstas sean continúan reclamándolas; porque como me manifestaba un joven padre se olvidó de mí, nuestro sistema judicial fue incapaz de defender mis derechos como hijo legitimo nacido de un matrimonio, yo tuve que costearme mis estudios con estos VEINTICINCO COLONES, ahora pues los vengo a recoger para que se acuerde que existo, tal vez siente la disminución en sus ingresos de esta cantidad”.

Justamente en el momento en que realizaba la entrevista en esta Institución se presentaba un solicitud de EXONERACION de cuota, porque el alimentario ya tenía 21 años y según el alimentante (el padre) no necesitaba de ella para subsistir, además el solicitante expone en su petición, que su hijo goza de capacidad civil, y manifiesta que si ya es capaz totalmente, y puede comparecer en todo tipo de actos, declaraciones de voluntad etc. … ; perfectamente puede mantenerse por sí mismo y ya no hay necesidad de proveerle alimentos. Seguí la secuencia de este caso; posteriormente cuando la madre del alimentario se dio cuenta de que se le había declarado exonerado al Alimentante, dijo que no estaba de acuerdo con esa exoneración porque su hijo todavía necesitaba de esa cantidad y continuaba estudiando, además no percibía un salario para cubrir los gastos. Así se hizo comparecer a esta dependencia a Padre e hijo para que este último explicara al padre, porque tenía necesidad de tal cantidad, y en base al Art. 350 Inciso segundo Código Civil, se puede restablecer la obligación; el hijo manifestó, que “si bien era cierto que solo eran CIEN COLONES eso servía para cancelar la mensualidad de la carrera técnica que estudiaba”, aunque el padre no quisiera ya proporcionarlos al menos hijo estaba cubierto por la necesidad de estudio. El mismo caso si no se indaga a profundidad y resulta que por ejemplo, el hijo tiene 21 años pero adolece de Retardo mental, es decir adolece de un impedimento ya sea mental o físico; en este caso las cuotas son vitalicias para el alimentario. Hay expedientes enormes donde se comprueban tales casos, no obstante La Procuraduría no sigue diligencias para declarar la interdicción del hijo y darle continuidad a las cuotas, alimenticias, basta con la certificación del Hospital Psiquiátrico o constancia medica que diga el impedimento de que adolece el hijo.

Por tanto concluyo, que para exonerar a una persona de su obligación alimentaria, tanto La Procuraduría como Los tribunales, tienen que conocer a fondo las circunstancias que motivan la cesación de la pensión, porque la edad no es necesidad cuando concurren otros elementos como estudio, incapacidad, falta de trabajo y problemas sociales en general.

En El Salvador, al igual que en otros países con similares condiciones no existe un sólo prototipo de familia, “La forma de familia que prevalece en la realidad social urbana es el tipo de familia nuclear con un 50%, formada por padres e hijos. Pero otra forma de integración familiar es la forma de familia extensa en la que se incluyen parientes hasta un tercer grado de consanguinidad abarcando 30% y un 207. de las familias son grupos incompletos en su núcleo social básico debido a divorcios, separaciones, abandonos y defunciones” (14). Luego hay que pensar en cuántos de estos casos la mujer es cabeza de familia y sus ingresos insuficientes para obtener la prole; porque como a ella le queda la guarda y cuidado personal de los hijos, entonces es ella quien en realidad termina aportando sus ingresos al hogar, por la falta de revaluaciones o aumentos en las cuotas alimenticias señaladas en caso de divorcio.

Dara demostrar esto me baso en datos de la siguiente encuesta:

Pregunta: ¿Cuantos casos sobre revaluaciones de pensiones alimenticias asignadas en sentencias de divorcio, tiene a su cargo?:
NUMERO DE PERSONAS ENCUESTADAS
RESPUESTAS TABULADAS
11 RESOLUTORES DE TRIBUNALES 11 respondieron: NINGUNO
9 COLABORADORES DE LA PROCURADURIA 3 contestaron: 1
5 contestaron: ninguno

La justificación de esta encuesta, es que apreciemos que aunque las necesidades alimenticias son grandes; las normas Jurídicas plasmadas en nuestros Cuerpo de Leyes son inaplicables, porque no permiten o no dan facilidades para que se pueda incoar esta revisión, y los hijos tienen derecho a que se analice constantemente sus asignaciones alimenticias, ya que en muchos casos son los únicos ingresos para el grupo familiar.

Lo que sucede comúnmente es que una pensión queda vitalicia y si hace cinco años fue de Cien colones, probablemente lo siga siendo a la fecha, el análisis subjetivo en este hecho es que si un padre no acepta su obligación y tiene una carga por hijo de sólo cien colones, perfectamente puede tener los que quiera, si sus ingresos se lo permiten, pues no existe mayor obligación para cualquier sujeto, que traer al mundo la existencia a nuevos seres por cien colones. Si los padres se desatienden de sus responsabilidades como tal es, esto redunda en enfermedades, delincuencia, analfabetismo y en muchos casos hasta la muerte de los hijos.

El matrimonio es la forma legal de constituir la familia y si es disuelto jurídicamente, los cónyuges están en la obligación de resarcir los daños causados a hijos que involuntariamente han sido perjudicados, aún más cuando hay violencia intrafamiliar, les afecta psicológicamente contemplar el deterioro de las relaciones de armonía familiar, el maltrato entre sus padres y muchas veces hacía ellos mismos. No es fácil explicar el resquebrajamiento de la unidad familiar y todo el proceso de adaptación de un menor a su nueva vida donde probablemente tendrá que tomar una posición favoritista con respecto a uno de sus padres. En entrevista realizada en La Secretaria Nacional de la Familia, me manifestaban que la situación de los menores en toda el área centroamericana es bastante parecida y las legislaciones generalmente no cubren las necesidades del menor, que además de sufrir la desintegración de su hogar, ni siquiera tiene derecho a una JUSTA REVALUACIÓN PERIÓDICA DE SU PENSIÓN ALIMENTICIA.

El Artículo 23 Numeral 6o.de La Ley Orgánica del Ministerio Público (15) le da atribuciones conferidas por la Constitución y otras Leyes al Procurador General de la República”, para velar por protección de Familia y el suministro de los Alimentos a los hijos que se hubieren desamparado o “para que se les aumenten la cuota alimenticia en relación con sus posibilidades económicas, cuando la que pasaren no fuere suficiente” a su vez le corresponde al Departamento de Relaciones familiares, el reajuste de las cuotas, por medio de un procedimiento administrativo que sirve al mismo tiempo para establecer dichas cantidades. El gran problema es cómo ,:se comprueban los ingresos del Alimentante, y como se hacen efectivas las retenciones si ni siquiera tienen los recursos para investigar en todos los casos.

Cuando se da la Sentencia Ejecutoriada de divorcio, las partes accesorias de la sentencia en este caso la cuota alimenticia y el cuido y guarda personal de los menores, son modificables a través de un proceso que se llama Modificación de La Sentencia. También muchas veces llegan las madres a este Departamento de Relaciones familiares y manifiestan su descontento porque el Juez le ha fijado Quinientos Colones, y la capacidad del Alimentante es mucho mayor a la exigida, entonces se le recomienda a la señora seguir las diligencias de modificación de sentencia en el Tribunal donde se dicto el fallo; pero como la madre no puede estar costeándose un abogado, en el Departamento Jurídico de este Organo se encargan de promover en ese tribunal las diligencias para que se modifique la pensión o la guarda y cuido personal de los hijos; hay que dejar claro que es un proceso) muy largo lo cual comprobé, ya que un juicio donde se solicitó tal modificación regresó a este departamento después de siete meses de trámites judiciales; y son pocos los casos que vuelven a este departamento con la modificación a favor del menor.

Ahora bien si al menor le ha sido adjudicado en Sentencia menos del 20% de los ingresos, de acuerdo al artículo 132 del Código de Trabajo; La Procuraduría tiene competencia para seguir el Trámite administrativo y fijarle la cuota que legalmente le corresponde, también el padre o la madre que considere que a los hijos no se le ha adjudicado la JUSTA PENSIÓN ALIMENTICIA, debido a que el cónyuge posee los recursos suficientes como para cuadruplicar esa suma; perfectamente puede seguir un juicio de Alimentos, aquí se le demuestra al Juez con pruebas, la capacidad econi5mica del presunto alimentante, el Juez también puede decretar embargo en bienes de éste para cumplimiento de la obligación porque tiene facultades más amplias que las de la procuraduría; generalmente esta institución no sigue trámites de indagación de bienes, porque cuando mandan a pedir certificación de bienes inscritos a favor del Acreedor de la prestación alimenticia al Registro de la Propiedad, o mandan oficio al Departamento General de Tránsito para que informen si tienen éstos vehículos o no, y no les llegan esos informes, entonces la investigación se ve frustrada por la falta de cooperación de estos Organismos, distinto es cuando el Juez le ordena al Señor Registrador o al Director General de Tránsito que le proporcione esa información. Esa sentencia sobre alimentos se lleva a la Procuraduría para hacerse efectiva; pero en la mayor parte de los casos cuando el producto de los embargos se le entrega al alimentario ya no recurren a esta institución.

El Código de Familia en el Artículo 112, Capítulo II, referente a la disolución del Matrimonio el cual estipula lo siguiente: “Los acuerdos de los cónyuges o las resoluciones prescritas por el Juez podrán ser suspendidos o modificados judicialmente, cuando se incumplieren grave o reiteradamente, o si las condiciones que fundamentaron el fallo hubiesen cambiado sustancialmente”. En el anteproyecto del Código Procesal Familiar también se establece el modo de proceder complementario a este artículo, por medio del cual le solicita la modificación o ampliación de la sentencia en lo, accesorio; primero, tiene que ser dentro de las veinticuatro horas de notificada ésta y segundo, el juez deberá resolver dentro de los tres días siguientes. En la actualidad son muy pocos los casos que lleva la Procuraduría (ver cuadro en pág. 49 del Depto. Jurídico de la Procuraduría General de la República, Inc. 29) en los que se Proceso Judicial de modificación del proceso es largo es preferible la Conciliación por efectos de rapidez. Los elementos con que cuenta el juez para la asignación de estas cantidades son demasiado cajoneros, o no se obtiene mayor información, aunque se pida colaboración a la Procuraduría General de la República ésta tiene poca validez práctica, debido a la carencia de recursos con que esta institución cuenta su participación es limitada en casus donde se requiere de estudios socio-económicos. Prueba de ello es que el Departamento de Trabajo Social en un año han atendido solamente”349 Casos”, referentes a pensiones alimenticias, incluyendo las asignadas esta institución. Para comprobar que el trabajo de la Procuraduría al adjudicar cuotas alimenticias en forma administrativa es más eficiente que el judicial relativamente, a continuación presento un cuadro que demuestra el número de Solicitudes recibidas para aumento de pensiones o cuotas alimenticias y posterior a éste otro cuadro estadístico de Juicios tramitados para modificación de sentencia en caso de Alimentos:

SOLICITUDES RECIBIDAS
TOTALES
1 Solicitud de Fijación de Cuota Alimenticia
3348
2 Solicitud de Aumento de Cuota Alimenticia
3281
3 Solicitud de Disminución de Cuota Alimenticia
231
4 Solicitud de exoneración de cuota Alimenticia
341
Siguenos
error0

Impactos: 80

About the Author

error

Siguenos en Nuestras Redes Sociales

error: Content is protected !!