FUENTES DEL DERECHO

CONCEPTO Y GENERALIDADES SOBRE LAS FUENTES
DE DERECHO, LAS FUENTES MATERIALES Y FORMALES DE DERECHO.

En acepción amplia, la palabra “fuente” significa el orígen de una cosa. En ese sentido, el vocablo. Al referirse al Derecho, significa “el orígen” del Derecho. El Diccionario de la Real Academia Española, entre otras acepciones del concepto “fuente” indica la siguiente: “principio, fundamento u orígen de una cosa” (1). Tal definición sintetiza admirablemente, todas las ideas que pueden tejerse respecto al sentido que se agrega al concepto con el otro de “Fuente de derecho”.

El Derecho, representa un fenómeno humano, esencialmente social por su alteridad; y como tal fenómeno, este, no se genera a través de formulas mágicas, ultraterrenas o inasibles al hombre. Si el Derecho, es un hecho o acontecimiento social, el hombre participa en su orígen ya sea inconsciente o conscientemente, por constituir un elemento de su mismo hacer o vivir.

En ese sentido, el Derecho es parte integral del hombre y, consiguientemente, este representa su principio, su fundamento y orígen.

La ciencia jurídica ha descifrado que el concepto “fuentes de Derecho” puede desdoblarse por lo menos en dos sentidos: a) las fuentes materiales y B) las fuentes formales. (2).

(1) Diccionario de la Lengua Española: Madrid. 1970. pág. 640.
(2) LEGAZ Y LACAMBRA, Luis: Filosofía del Derecho, Segunda Edición, Madrid 1961, pág. 488 y s.; BASCUÑAN VALDES, Aníbal: Introducción al Estudio de las ciencias Jurídicas y Sociales, Selección No. 8, Segunda Edición. Santiago de Chile, 1960. pág. 149 y s.

Las “fuentes materiales” del Derecho representan la materia generatriz del Derecho; es decir, los acontecimientos humanos, sociales y naturales de los cuales fluye o se origina el Derecho. Al respecto, me atrevo a sostener, que dichas fuentes es como antes insinué el hombre mismo, es decir, la vida humana en sociedad, en cualquiera de sus etapas históricas. En tal virtud el hombre y el Derecho son dos conceptos inseparables dentro del devenir histórico; el uno supone al otro, sin perder de vista la alteridad, pues cuando me refiero al hombre, parto de la idea de que siempre se encuentra frente a otro hombre.

En ese plano, el derecho tiene como fundamento, causa, principio al hombre en sociedad; y sin temor a equivocarme, considero, que desde cierto punto de vista, la historia del hombre que no puede ser ajeno al hombre considerado en sociedad, es al propio tiempo la historia del Derecho.

En conclusión, las fuentes materiales del Derecho, consisten en aquellos factores o elementos humanos, sociales y naturales que determinan la causa o el orígen del Derecho.

Por otro lado, están las “fuentes formales” de Derecho, que, como su nombre indica, son las fuentes o causas que formalizan o le dan forma o formalidad al Derecho. En este sentido, la forma representa la estructura externa del derecho originado en una fuente material. Dichas fuentes, constituyen ciertos mecanismos conscientes de producción del Derecho, lo cual nos hace suponer que su aparición demuestra un grado avanzado de la civilización, (3).

(3) GUIER: Jorge Enrique: Historia del derecho, Primera parte, San José, Costa Rica 1968, pág. 382, expone en relación al estudio del Derecho Romano que en la época del imperio las principales fuentes de Derecho era: 1. Las Leyes; 2. Los Edictos del Magistrado; y 3. La Costumbre.

Las fuentes materiales representan la fuente de contenido respecto de las fuentes formales del Derecho; a tal extremo, este planteamiento es convincente que entre sociólogos y juristas se ha aceptado la determinante influencia de ciertos hechos (materia) en la estructuración formal del Derecho (4). En ese sentido es famosa la teoría expuesta por Yellinek denominada de “la fuerza normativa de los hechos”, es decir, la fuerza normativa de lo fáctico, de lo real, o sea, de lo que es o existe. Esa realidad, o sea “el ser”, tiende a proyectarse, tratándose del Derecho, hacia una generalidad de posibles acontecimientos y para que tal proyeccion se convierta a su vez en realidad, surgen las fuentes formales del Derecho.

(4) YELLINEK, Georg.: Teoría General del Estado, traducción Fernando de los Ríos, Segunda Edición, México 1958, pág. 277 y S. BODENHEIMER, Edgar: Teoría del Derecho, Colección Popular, Fondo de Cultura Económica, Tercera Edición, México 1964, pág. 242 y s.

De acuerdo a los métodos de formalización del Derecho, las fuentes formales pueden clasificarse así: a) la legislación; b) la costumbre jurídica; c) los principios generales de Derecho; d) el buen sentido y razón natural; e) la doctrina; y f) la jurisprudencia.

Siguenos
error0

Impactos: 30

About the Author

error

Siguenos en Nuestras Redes Sociales

error: Content is protected !!